¿Comidas relajadas en familia? Ofrecer vs servir

La hora de la comida es un momento importante para que los niños aprendan habilidades sociales, físicas y emocionales. Sabemos que el alimento ayuda a crecer físicamente, pero es la forma en la que la comida es servida la que ayuda al niño a desarrollarse socialmente. A veces damos demasiada importancia al aspecto nutricional de las comidas, y aunque este aspecto es importante (no me malinterpretes) también lo es el elemento social y educativo.

Por ese motivo soy cada día más fan de las comidas familiares tipo buffet.

Comidas familiares tipo buffet son aquellas comidas en la que los distintos alimentos que has preparado se sirven en platos separados y se colocan al centro de la mesa. Estos se van pasando y cada uno se sirve la cantidad que desea en su propio plato.

¿QUÉ VENTAJAS APORTA ESTE TIPO DE COMIDAS?

Las comidas familiares tipo buffet aportan múltiples beneficios, siendo especialmente útiles en caso de niños malos comedores o muy selectivos.

  1. PERMITE AL NIÑO PERFECCIONAR SUS HABILIDADES MOTORAS

El acto de coger los platos, balancearlos, pasarlos o servirse, le permite perfeccionar sus habilidades motoras finas y gruesas. Evidentemente requerirá practicar hasta conseguir hacerlo con total pericia. Si todavía es pequeño, en torno a los 3-4 años, puede necesitar cierta ayuda. Tú puedes sostener el plato, preguntar si quiere y que te indique cuánta cantidad desea. A partir de los 4 años (o antes), la mayoría son capaces de hacerlo solitos y manejar ben los utensilios.

2. CULTIVA SU AUTONOMÍA

Le facilita tomar decisiones propias, ya que se le permite elegir lo que quiere comer (de lo que tú sirves) y determinar cuánta cantidad. Esto te posibilita ejercer una alimentación responsable con tu hijo, ya que él o ella elige su propia porción, y a la larga le ayuda a responder de forma adecuada a sus señales de hambre y saciedad.

Al principio cabe la posibilidad de que se equivoque, es decir, que se sirva mucho o poco, pero pronto aprenderá a servirse la cantidad adecuada. E inicialmente seguro que a ti te costará no tener el control sobre las cantidades que come, así que será un aprendizaje para toda la familia.

3. AUMENTA LA PROBABILIDAD DE QUE PRUEBE ALIMENTOS NUEVOS

Ver los alimentos, olerlos, pasarlos, etc. crea cierta exposición a los mismos, y esa exposición será un primer paso antes de que se anime a probarlos. Además, al no sentirse presionado, se sentirá más predispuesto a decidirse a probar.

Date cuenta de que estás creando un entorno en la mesa distendido, relajado y divertido, situación ideal para criar a un comedor aventurero.

4. APRENDE A PRACTICAR BUENAS MANERAS EN LA MESA

Este tipo de comidas le enseñará a decir ¨por favor¨, ¨gracias¨, a ser paciente esperando su turno, y a rechazar un alimento que no sea de su agrado de forma educada. También aprenderá a compartir, ya que, por ejemplo, no podrá repetir hasta que todo el mundo se haya servido.

5. FAVORECE SU AUTOESTIMA

Fíjate todo lo que está aprendiendo durante estas comidas, además se le está permitiendo elegir y poner en práctica su autonomía. Tos ello le permitirá afianzar su autoestima.

6. CULTIVA LA CONEXIÓN Y GENERA UNA ATMÓSFERA POSITIVA Y RELAJADA

Quitar el foco de cuánta cantidad come, aceptar que el niño es el que decide qué y cuánto come, permite enfocarse en lo que realmente importa: aprovechar estos momentos para conectar, conversar y disfrutar

¿QUÉ ALIMENTOS OFRECER?

Te animo a que sirvas comidas balanceadas y nutritivas que incluyan alimentos de los distintos grupos:

  • Verduras: crudas como tomate, lechuga, zanahoria rallada, o cocinadas al horno, salteadas, etc.
  • Cereales (si integrales mejor): pan, arroz, pasta, patata, boniato, etc.
  • Proteína: carne, pollo, pescado, huevo, sin olvidarte de la proteína vegetal como las maravillosas legumbres

Y de postre: fruta

¡Es un momento estupendo para enseñarle a prepararse un plato equilibrado y nutritivo!

Si tu hijo o hija es muy selectivo, asegúrate de que siempre hay en la mesa algún alimento que le de seguridad y que coma bien habitualmente, ya sea el pan o una pieza de fruta.

¿NECESITAS MÁS AYUDA PARA CONSEGUIR COMIDAS TRANQUILAS Y RELAJADAS?

No dudes en ponerte en contacto conmigo.  Te ofrezco mi programa ¨Alimentación Positiva¨, con el que lograremos que alimentar a tu hijo o hija deje de ser una lucha y que podáis disfrutar de unas comidas familiares en paz.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4482375/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6052453/

#alimentacióninfantil#nutricióninfantil#coachnutrición#coachdesalud#pediatría#pediatríafamiliar #alimentaciónsaludablenfantil#hábitossaludables#crianzaresponsable#alimentaciónconciente#alimentaciónpositiva#niñomalcomedor#familystylemeals#comidasfamiliares

Utilizamos cookies para darte la mejor experiencia en nuestra web.
Para más información, consulta nuestra Política de Privacidad